Por qué no debes darte por vencido con tu empresa

¿Crees que tu negocio ha llegado a un punto de no retorno? ¿Piensas que lo has hecho todo y no hay ninguna razón para seguir esforzándote en esa dirección? Aunque cerrar una empresa no debe contemplarse como un drama, siempre hay que saber cuándo es conveniente dar marcha atrás.

No en todos los casos significa que la idea no sea buena, o no que vaya a tener éxito. El problema quizás podría estar en la estrategia de marketing.

Supongamos que has creado una tienda online de comida exótica en Alicante, pero no estás consiguiendo llegar a tus clientes. Antes de tirar la toalla y pensar que tu negocio está condenado al fracaso, podrías buscar una agencia marketing online Alicante que conozca el sector y conozca las herramientas para llevar a cabo las acciones más adecuadas.

¿Por qué no debes darte por vencido con tu empresa?

No tenemos una respuesta para cada caso. A lo mejor tú que nos estás leyendo realmente tienes un negocio que no funciona y donde lo más inteligente que se podría hacer es cerrar y empezar otro proyecto. Pero como no conocemos tu caso concreto, veamos algunos motivos erróneos para cerrar una empresa.

Hay quienes se dan por vencidos con su negocio por muchas razones:

  • Momentos de vacas flacas.
  • Problemas con empleados.
  • Problemas con clientes.
  • Problemas con Hacienda.

Todo esto puede acompañar a veces el día a día de una empresa, y no significa que dicho negocio no sea rentable y por tanto debas cerrarlo.

Significa que hay problemas que hay resolver para que tu empresa pueda seguir creciendo.

Una de las claves del liderazgo es saber gestionar tu negocio y tomar la iniciativa, tanto en tiempos de bonanzas, como ante las consecuencias de los errores que se hayan cometido.

Si has cometido errores en tu negocio, pero esos errores no son graves, tu empresa todavía pueda salir a flote.

No nos demos por vencido a las primeras de cambio.

Las grandes empresas pasan también por períodos muy graves de pérdidas, pero tienen aguante. Quizás el emprendedor individual o la PYME no pueden tener la misma capacidad económica, pero sí que tienen creatividad, resiliencia y fuerza suficiente para hacer frente a los problemas.

No podemos pretender que nuestro negocio nunca experimente problemas de ningún tipo. Muchas veces, la falta de problemas es signo de estancamiento y falta de innovación.

Si tienes una empresa, esperamos que puedas sacarla adelante y nunca te rindas, ni siquiera en los peores momentos.

1 thought on “Por qué no debes darte por vencido con tu empresa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *