10 razones por las que tu blog no debe morir antes de su primer aniversario

Tal vez  puede ser un título algo fuerte, pero, aunque no investigue el dato, ya que quiero que analices bajo tu propia experiencia: ¿cuántos blogs, autores y perfiles en redes sociales has visto nacer, y luego ya no saber nada de ellos? Haz un repaso a tus perfiles en Facebook y tu Feedly (o lo que uses en vez de Google Reader), y revisa cuántos blogs llevan más de 2 meses sin publicar. ¿Serás tu uno de ellos?

Según mi experiencia, no más del 10% de los blogs que nacen, logran superar su primer año (ésto suena a frase de documental de La2) Es triste, pero porqué  alguien que de seguro abrió su blog motivado, con energía y ganas, lo dejó. Te ofrezco diez razones por las que sucede, y por las que tu blog, si lo abriste hace poco, también vivirá lo mismo.

¿Qué vas a encontrar?

1. No hay una motivación clara

Cuando comencé con los blogs, no tenía ni idea de nada, y los blogs no estaban tan “a la moda” como ahora que todos desean uno, para sus negocios, como marcas personales o como portafolios, el detalle es que cuando me han solicitado ayuda para crearlo, les pregunto qué buscan con el blog, algunos me dicen que dinero, otros que aprender de SEO y marketing, otros desean “posicionarse como profesionales”. El problema está más en que parece que tienen que pensar el porqué están haciendo ésto, y si tu tienes que pensarlo, entonces tu blog no va bien.

En “Alice in Wonderland”, el gato le dice a Alice, al preguntarle ésta qué camino debe tomar, que primero debe saber a dónde quiere, si no lo sabe, da igual el camino. Si no sabes a dónde va tu blog, da igual todo, haz lo que sea.

Si tienes que pensar en la primera razón por la cual tienes un blog… ya has metido la pata.

Debes saber y tener claro, a la primera, porqué has abierto tu blog y/o lo vas a abrir. Sin eso, no irás a ningun lado.

2. El dinero como prioridad

Todos queremos ganar dinero, de acuerdo, no negaré que si yo ganara dinero con mi blog, sería más feliz. Pero el problema está en que alguien o algunos “gurues” han vendido la idea de que comercializar tu marca personal, ganar dinero o fundar tu empresa con éxito en internet es fácil, luego la gente comienza y se decepciona al ver que no es así, ya que deseaba ganar dinero pronto.

También podría interesarte:  9 fuentes de ideas para nuevos artículos

Recuerda que las motivaciones deben salir de dentro, de tus pasiones, ganas de compartir algo, de ayuda a alguien, y no de lo que viene de fuera. No es malo desear ganar dinero, pero no bases tu objetivo en ello, trata de lograrlo con lo que amas hacer. Recuerda lo del proverbio: haz lo que te guste y no trabajarás el resto de tu vida.

3. No eres tan apasionado de lo que hablas

Lo he dicho en otros artículos del blog: no es lo mismo que te encante la comida india, que hablar a diario o cada semana de la comida india (mexicana, española o la que gustes). Me ha pasado a mí el abrir un blog y descubrir que realmente no tenía la pasión necesaria para escribir en él a diario o asiduamente, y se convertía poco a poco en una loza pesada encima, de la que te desprenderás tarde o temprano.

Un blog requiere trabajo, sacrificios, y más si tienes trabajo, familia, hijos y otras actividades. Imagina llegar a las 11 pm o medianoche, tener que pensar en un artículo de tu blog, y no tener nada en la cabeza y esforzarte para publicarlo… no tiene caso, y ese blog, en efecto, muere.

4. Tienes expectativas demasiado altas

Si deseas mucho tráfico, una comunidad gigante en Facebook y demás redes sociales, suscriptores y todo en un periodo de tiempo pequeño, sólo trabajas para el fracaso y la decepción, y cada artículo, es un paso más al cierre de tu blog. Sí, todos deseamos eso, y quien lo niegue, miente, pero una cosa es esa y otra ser ilógico en cuanto a tiempos y desalentarte por ello.

En un artículo ya mencioné que los objetivos deben ser lógicos, y con tiempos lógicos. Ten paciencia, recuerda que la mayoría de blogs mueren antes del primer año, así que date tiempo a ti y a tu blog.

5. Obsesionado con las estadísticas

Se relaciona mucho con el anterior. He visto herramientas que lanzan reportes de estadísticas de tu blog cada media hora, eso es desgastante, ni qué decir que hay gente que abre sus paneles de estadísticas varias veces al día. Ésto lo único que provoca es centrarnos en los números más que en la creación de contenidos y en crear comunidad.

6. Tus relaciones apestan

Yo mismo viví lo mismo en mis blogs: crear contenido y publicarlo en redes sociales y obtener poco tráfico y muy pocos suscriptores, viendo cómo otros con menos actividad que yo, tenían mejores números. Me di cuenta de mi error: no recomendaba a otros blogueros, no aportaba nada a la comunidad, no promovía el trabajo de otros ni en mis perfiles sociales ni en mi blog. En resumen: no construía relaciones. Analiza éste aspecto, es vital.

También podría interesarte:  La estructura de un artículo

7. Eres un escritor muy perfeccionista

¿Escritor muy perfeccionista? Vale, te lo diré de otro modo: debes ser un escritor relajado, que deja fluir sus pensamientos en la pantalla, que no analiza cada una de las palabras que coloca, ni que revisa qué poner o qué no en sus artículos, fluye normalmente y muestra su personalidad, humor y pensamientos en su blog.

No es bueno analizar tanto todo. He visto blogueros que en 1 hora escriben artículos geniales y verme a mí con días escribiendo uno sólo y sin que me gustara, dejando de publicar gracias a ello. Piénsalo, relájate.

8. Tienes un objetivo muy estrecho

Cuando daba charlas en Floqq, comentaba que en ocasiones acotamos tanto el tema, que nos limitamos mucho nosotros mismo en lo que podemos o no publicar en nuestros blogs. Por ejemplo: si enfocas tu blog en tu equipo de futbol favorito, y deseas hablar de otros de otra parte del mundo, no es que no puedes, sino que traicionas la temática que tu mismo creaste al inicio, en cambio, si hablaras del futbol amateur, o de grandes promesas del futbol, puedes abrir más tus áreas de contenido. Otro ejemplo: si hablas de ventas, te limitas, en cambio si hablas de ventas, marketing, tecnología y startups prometedoras, tienes casi una fuente ilimitada de contenidos diariamente.

9. Eres perezoso (a)

Si eres perezoso y no tienes constancia en lo que te propones, un blog no es para ti, no debes crearlo. Tarde o más temprano, lo cerrarás.

10. No tienes una estrategia

Cada uno debe tener un plan de acción. Te pondré el ejemplo de un grande: Seth Godin.

  • Publica diariamente
  • Todos sus artículos se entregan a las 6.25 am diariamente en tu correo
  • Usa artículos breves
  • En cada artículo, te reta a algo

Ahora responde a éstas preguntas:

  • Con qué frecuencia vas a escribir
  • Qué día
  • Qué longitud de artículos es el ideal para ti
  • Cuánto tiempo pasarás activo en la red

Obviamente, cada necesidad y estilo es distinto, pero debes saber el tuyo. Ahora, termino con unas preguntas para ti:

  • ¿Cuál es su motivación principal?
  • ¿Cuáles son algunas otras razones que los bloggers no son estables?
  • ¿Por qué TU blog fracasó en el pasado?
  • ¿Qué cambios puedes hacer ahora para asegurar que  tu blog llegue a su próximo cumpleaños?
  • ¿Está de acuerdo o en desacuerdo con los 10 puntos anteriores?

Recuerde, es todo acerca de la comunidad y la conversación animada, así que no dudes en decir lo que piensas .

1 thought on “10 razones por las que tu blog no debe morir antes de su primer aniversario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *